Oregon rechaza la presencia de la industria del tabaco en los comercios

A mother and daughter walking by tobacco ads

sumario rápido

Recientemente, la Autoridad de Salud de Oregon se dispuso a evaluar en qué consiste la mercadotecnia y la publicidad del tabaco en comercios minoristas en Oregon. Los resultados muestran la forma en la que la industria del tabaco dirige su mercadotecnia directamente a los adolescentes, los adultos jóvenes y las personas que tratan de dejar de fumar. Hoy la comunidad bloguera de Oregon, “El entorno es importante”, describe las estrategias que utiliza la industria del tabaco para promocionar sus productos peligrosos en todos los rincones de las tiendas de nuestras comunidades.

¿Conoces esa sensación de cuando alguien hace notar algo de lo que nunca te habías percatado en un lugar…, y a partir de ese momento no puedes evitar verlo todo el tiempo?

Eso es lo que está sucediendo en Oregon, ya que las comunidades se están percatando de la presencia de la industria del tabaco en su vida diaria. Durante décadas, la industria del tabaco ha invertido millones de dólares cada año para moldear la experiencia de cada persona que acude con regularidad a una tienda de conveniencia o de comestibles; en otras palabras, de todos nosotros. Cada año, tan solo en Oregon, las tabacaleras invierten más de $100 millones en la mercadotecnia de sus productos. La mayor parte de este dinero se invierte en las tiendas en las que nosotros y nuestros hijos compramos alimentos y bebidas todos los días.

La industria del tabaco invierte más de 100 millones de dólares anuales para promocionar sus productos en los comercios de Oregon

La industria se dirige a comunidades específicas, a unas más que a otras, y así perpetúa las disparidades en la salud relacionadas con el tabaco. A principios de la década de los 70, la industria del tabaco se dio cuenta de la preferencia que la comunidad negra y afroamericana tenía por los cigarrillos mentolados. Se apropió de los temas de empoderamiento negro e identidad racial para crear la marca “Kool” y otros tipos de anuncios publicitarios; y saturó tanto las revistas de las comunidades negra y afroamericana como sus vecindarios con anuncios que hacían parecer que fumar mentolados era parte de la cultura y experiencia de la comunidad.

La diferencia ahora: Ya conocemos su juego.

Las cifras hacen que lo invisible se vuelva visible

Recientemente, nuestro equipo de la Autoridad de Salud de Oregon (Oregon Health Authority u OHA, por sus siglas en inglés) se propuso evaluar en qué consiste la mercadotecnia y la publicidad del tabaco en comercios minoristas en Oregon. Trabajamos con el personal del departamento de salud local y con voluntarios para llevar a cabo esta evaluación exhaustiva y, en total, visitamos y recabamos información de casi 2,000 comercios.

Nuestros hallazgos hacen que los riesgos invisibles para la salud existentes en nuestras tiendas se vuelvan visibles, pues revelan y cuantifican las estrategias que utiliza la industria del tabaco, en todos los rincones de las tiendas de nuestras comunidades, para vender sus productos peligrosos. Los hallazgos documentan la forma en la que la industria dirige su mercadotecnia directamente a los adolescentes, los adultos jóvenes y las personas que tratan de dejar de fumar.

Adolescentes que están pasando el rato afuera de un minisúper (quickie mart). Una muchacha está viendo un anuncio de tabaco grande.

Algunos puntos destacados (o quizás “puntos más negativos”) del informe y por qué son importantes:

  • Nueve de cada 10 comercios minoristas de tabaco en Oregon venden cigarrillos electrónicos o cigarros (puros pequeños) con sabor a frutas y a dulce. La industria sabe que a los niños y adolescentes les encantan los sabores. El tabaco dulce está diseñado para enganchar a los jóvenes y atraer nuevos clientes hacia un producto letal.
  • Casi 6 de cada 10 (57%) comercios minoristas de tabaco que vendían puros pequeños o cigarros (puro pequeño) los promocionaban a menos de $1. La industria mantiene un precio bajo para estos productos a fin de que se encuentren al alcance incluso de los clientes más jóvenes. Cuando el tabaco es barato, es más probable que los adolescentes y los adultos jóvenes lo compren.
  • Casi 2 de cada 3 comercios minoristas de tabaco ofrecían descuentos al menos en un producto de tabaco. Los descuentos y las promociones fomentan las compras de tabaco entre los adolescentes, los adultos jóvenes y las personas de bajos ingresos. Estas estrategias de fijación de precios también están diseñadas para estimular el antojo por la nicotina y generar compras impulsivas de tabaco entre las personas que intentan dejar de fumar.
Una diversidad de cigarros con sabor a frutas y a dulce con etiquetas de descuento.

Estas estrategias no pueden descartarse simplemente como “un negocio que hace negocios”. La industria del tabaco manipula activamente a los habitantes de Oregon, especialmente a los niños y a las personas jóvenes, y no tenemos que aceptarlo.

Tal como señala la Dra. Allison Myers, una experta en tabaco de la Universidad del Estado de Oregon, en el video “Hidden Health Hazards at Your Corner Store” (Riesgos ocultos para la salud en su tienda del barrio), existen muchas maneras de contrarrestar la presencia rapaz de la industria del tabaco en los comercios de Oregon. Podemos rediseñar esos entornos para promover la vida y la salud al establecer límites para los productos adictivos que ocasionan la muerte.

Soluciones que funcionan

Desde el condado de Clackamas al de Malheur, y desde Pendleton hasta Cottage Grove, las comunidades en todo el estado ya están trabajando para cambiar el entorno de las ventas al por menor a fin de proteger a los niños y ayudar a las personas a dejar de fumar. Una de las soluciones más cruciales es exigir a los comercios que obtengan una licencia para vender productos derivados del tabaco.

Oregon es uno de tan solo nueve estados que no exigen una licencia para la venta de tabaco, la causa principal de muerte evitable. Exigir una licencia facilita que se hagan cumplir las leyes que prohíben la venta a niños y adolescentes. También crea oportunidades para limitar la densidad de comercios minoristas de tabaco, incluidas las ubicaciones cercanas a las escuelas, y limitar la venta de productos saborizados baratos. Algunos condados de Oregon ya exigen una licencia para la venta de tabaco al por menor. ¿Cómo puede trabajar tu comunidad de manera conjunta para proteger de esta manera a los niños?

Grupo de adolescentes que entra a una tienda de conveniencia

Los habitantes de Oregon no tenemos que aceptar ser influenciados todos los días en nuestras tiendas y en nuestra vida diaria por las empresas que se empeñan en vender, tanto a nosotros como a nuestros niños, productos que saben que son dañinos y, en algunos casos, letales.

Ahora que lo invisible se hace cada vez más visible, esto debe hacernos tomar cartas en el asunto. Oregon ya conoce los hechos, ahora solamente necesitamos la voluntad.

Sarah Wylie, máster en salud pública, es estratega de promoción sanitaria para la sección de Promoción de la Salud y Prevención de Enfermedades Crónicas de la Oregon Health Authority.

Share

Deje un comentario

Siente curiosidad por un tema que quisiera que cubramos aquí? ¿Le interesa escribir un artículo para el blog como invitado(a)? También puede darnos su opinión sobre el tema que estamos tratando